Mantén la puerta de tu garaje siempre perfecta con estos consejos

Si acabas de contar con las manos de un profesional de la cerrajería para la instalación de una puerta automatizada para tu garaje es posible que necesites ahora tener en cuenta una serie de consejos para mantener este elemento como si se tratara del primer día.

Mantenimiento periódico

La puerta de un garaje, tanto si es particular como comunitario, necesita un mantenimiento periódico de todos y cada uno de sus elementos para que funcione correctamente. Una frecuencia aproximada de referencia podrían ser tres meses. ¡Toma nota!

  1. Lubricación: No te olvides de lubricar correctamente tu puerta. Revisa todos aquellos elementos en los que se produzca rozadura cuando se ejecute el mecanismo de apertura. Atento a las bisagras, las cerraduras, el pestillo…  Ten en cuenta también el motor y todas aquellas partes que permiten que se abra la puerta. Engrasa también los muelles. La lubricación siempre es esencial para evitar el agarrotamiento y la merma de las funciones esenciales del mecanismo de apertura.
  2. Limpieza: Tanto si se trata de una puerta basculante como corredera tienes que asegurarte de que las vías por las que se desliza estén impecables. La acumulación de suciedad o de algún elemento como pequeñas piedrecillas pueden impedir la apertura de tu puerta.
  3. consejos mantenimiento puerta garajeComprueba el estado del interruptor: Observa minuciosamente el estado en el que se encuentra el interruptor para asegurarte de que no hay ningún componente que esté quemado.
  4. Evita el agua: Asegúrate de que no haya ningún punto a través del cual pueda llegar agua hasta el motor de tu puerta. La humedad y los cambios bruscos de temperatura pueden acabar estropeando las uniones en el motor y en los cuadros de maniobras.
  5. Revisa el panelado: Normalmente el panel con el que se forran estas puertas suele elegirse por parte del cliente. Los materiales favoritos suelen ser la madera o el metal. Es la mejor oportunidad para comprobar que se encuentran en perfecto estado; que no estén hinchadas ni abolladas. En el caso de que no estén en perfectas condiciones puedes contar con la ayuda de un cerrajero para que te lo sustituya por uno nuevo atreverte tú mismo con esta sencilla operación.

Si decides contratar a un cerrajero para que le haga una inspección profunda cada cierto tiempo ellos se encargarán principalmente de la revisión y de la comprobación de los sistemas eléctricos, mecánicos y de seguridad de tu puerta.

Este mantenimiento más exhaustivo tiene que ser siempre realizado por técnicos especializados con formación actualizada. Ellos siguen sus tareas de acuerdo a las instrucciones que da cada fabricante de cada marca concreta y establecen unas periodicidades óptimas para la revisión.

Mantén tu puerta segura

No debes olvidar que tanto la seguridad de tu familia como la de tu comunidad es siempre una prioridad. Si sigues a rajatabla nuestros consejos ganarás en tranquilidad y te anticiparás ante cualquier accidente que pueda estar relacionado con el mantenimiento de tus puertas.

En el caso de que no sigas estas recomendaciones acerca del mantenimiento podría salirte muy caro tener que contratar a un profesional para realizar cualquier reparación que se haya ocasionado debido a un mal mantenimiento.

¿A qué estás esperando? Crea hoy mismo tu agenda de mantenimiento y compra los productos especializados para ello. Con tan solo dedicarte durante media hora al mantenimiento de la puerta de tu garaje estarás alargando considerablemente su vida útil.

Más consejos de mantenimiento para la puerta de tu garaje