Consejos para mantener las cerraduras en buen estado

¿Últimamente ha notado un tanto extraña las cerraduras de su hogar u oficina? Es algo normal, este tipo de elementos tan utilizados conmunmente –cerraduras y cerrojos– en nuestro hogar son los que más padecen el día a día día, y sobre todo el paso del tiempo y sus inclemencias metereológicas. De ahí que hayamos decidido abordar este tema en nuestro blog, gracias a nuestros profesionales de Cerrajeros Zaragoza, quienes os van a instruir para llevar a cabo un adecuado mantenimiento a fin de cualquier cerrojo o bombillo, algo tan esencial, común y básico de nuestros hogares este siempre y en cualquier momento en perfectas condiciones.

Lubricar correctamente la cerradura

consejos mantenimiento cerradurasSeguro que se han dado cuenta muchas veces la facilidad con la que las cerraduras de cualquier domicilio se bloquean, pierden suavidad corriendo el riesgo o apareciendo el miedo de que incluso la llave pueda partirse. Esto se debe a que los mecanismos internos de las mismas no están lubricadas como se debe o quizás bien sea su mantenimiento el que nos delate por que este no sea el conveniente. ¿Que hacer entonces en estos casos? Es muy sencillo. A fin de que el bombín de cualquier cerrojo gire apropiadamente debemos tener muy en consideración que un buen producto que engrase de forma correcta va a ser esencial para  que su funcionamiento vuelva a ser perfecto.

Lo primero que debemos hacer es lubrificar abundantemente las cerraduras o las bisagras de la hoja de nuestra puerta con un producto especifico para este tipo de menester que lleva por nombre grafito en polvo. Se trata de un lubricante que tiene un color un tanto grisaceo oscuro compuesto por un brillo metálico y se presenta en un recipiente compuesto por una boquilla alargada para facilitarnos su uso.

A continuacion de hacernos con este producto, y como siempre y en toda circunstancia, no hay que acostumbrarse a recurrir solo a productos del mercado que cuestan bastante dinero y lo mismo no tiene el efecto deseado. Hay veces, y no por tacañería, que los remedios tradicionales son más rápidos y comodos. En este caso nuestra solución casera es muy sencilla. Consiste en coger un lapicero y con la mina frotar la llave, y es que las minas de los lapices poseen de forma natural el factor esencial del producto anterior en cuestión, el grafito. El siguiente paso es introducir la llave dentro de la cerradura y hacerla girar suavemente repetidas veces a fin de que el grafito penetre. Este truco funciona perfectamente para realizarlo alguna que otra vez puesto que si actuamos realmente tarde quizás la cerradura se estropee totalmente y ya obviamente necesitaremos la ayuda de otros productos o profesionales para arreglarla.

Por otra parte no hay que descuidar los productos habituales de siempre como por un ejemplo el aerosol especializado que podréis localizar sin problema aluno en tiendas especializadas  de bricolaje o en ferreterías.

Una vez solucionado el problema, es hora de prestar mucha atención a su mantenimiento para el que podemos emplear otros productos como por ejemplo aceite de vaselina o bien grasa especial para cerrojos, aunque para aplicar esta clase de lubrificantes tendremos que ser algo más especialistas en la materia ya que este tipo de productos requieren de el desmontaje de la cerradura.

Esperamos que estos consejos os sean de ayuda. En caso de que necesiten cualquier tipo de ayuda o soporte si se ha complicado la labor no dude en contactar con nuestros profesionales de cerrajeros Zaragoza.

Más información sobre cerraduras